Menú Cerrar

Dentro de una sesión de Reiki

Uno de los diversos objetivos de una sesión de Reiki es que te relajes, donde desconectarás del mundo exterior lleno de alboroto, falto de silencio y sosiego que tan poco nos aporta.  Ya lo decía Vicente de Paul: “El ruido no hace bien, el bien no hace ruido “.

En una postura cómoda, permanecerás tumbado en una camilla descalzo y vestido, relajado con una temperatura idónea que puede ir acompañado de música ambiental y aromas de esencias o incienso.

Durante la sesión, el practicante ira colocando las manos en una serie de posiciones suavemente, sin forzar ni apretar, pudiendo durar entre 30 minutos y 1 hora. En las posiciones donde se colocan las manos es por donde va fluyendo la energía sin esfuerzo ni intención. OS recomiendo que veais los 6 pasos para entender el Reiki.

Sensaciones de relajación profunda, paz y tranquilidad, somnolencia y sueño son comunes durante la sesión y pueden ir acompañadas de otras más particulares como calor, cosquilleos, etc.

Una sesión de Reiki es un momento íntimo, de introspección, donde el protagonista eres tú, para tu beneficio, donde aprovecharas para descansar la mente y el cuerpo, “desconectar” un ratito, y que te aportará múltiples beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.